isr los angeles
 
 
 
 
 
 
 
 

Experiencia ISR en el Mundo

CHILE

Quisiéramos contarte un poco nuestra experiencia desde que mi hija Dhana Valentina, de 1 año 10 meses comenzó en el programa de ISR la semana pasada:
Los primeros 4 días fueron algo duros ya que la niña lloraba desesperadamente al entrar al agua, notábamos que sentía algo de pánico (el típico que experimentamos los seres humanos ante los cambios) e incluso, cuando comenzaba a prepararla para llevarla a la piscina me decía con cara de llanto: "mamá pitita ño" (en su lenguaje: no quiero ir a la piscina). A pesar de que desde el principio sabíamos  que ese llanto no era originado por ningún tipo de dolor o malestar, igual uno como papá tiene la tendencia a angustiarse un poco, pero como ya tu nos habías advertido sobre el tema, hicimos tal cual lo que nos indicaste, la animamos, la aplaudimos y todo ese drama y ese llanto duraron apenas  4 días, ya que al día 5 la niña mostró una actitud totalmente radical y de hecho en la segunda semana el momento más feliz de su día es la hora de ir a la "pitita" (piscina).  Ahora cuando la llamo para vestirla y arreglarla la emoción que experimenta no es normal. Como tu misma sabes, ahora más bien cuesta sacarla del agua y hace los ejercicios que le indicas con una cara de felicidad absoluta.Tanto así que incluso ayer que hubo una NEVADA en Santiago, no dudamos ni un minuto en llevarla a sus actividades en la piscina.
Para nosotros como papás ha sido una de las experiencias más gratificantes que hemos podido vivir junto a Dhana, ver su cambio de conducta y sobre todo la evolución tan grande que ha tenido dentro del agua, verla con tanta soltura, ver cómo intenta nadar y cómo a pesar de lo desordenada que es trata de realizar la secuencia de actividades que le indicas, buscar la orilla de la piscina para salir e incluso, intentar sumergirse ella solita sin ningún temor en apenas dos semanas en el programa ha sido algo maravilloso.
Nosotros invitamos a todos los papás a que dejen de lados sus temores y se permitan vivir una experiencia como esta que de por si tiene sólo consecuencias positivas y adicionalmente brinda la enorme tranquilidad de saber que tu hijo va a poder salir ileso ante una situación riesgosa dentro del agua.
Saludos y muchas felicitaciones, haces un excelente trabajo!!

ARGENTINA

Cuando uno se convierte en padre la vida cambia para siempre. La propia pasa a un segundo plano y uno vive por y para los hijos. Por y para Guadalupe en mi caso. Se esmera para que no les falte nada, para que sean felices y también se preocupa de sólo pensar que algo malo les puede pasar. Cuando Guadalupe tenía a penas 8 meses su mamá (la persona a quién más amé en la vida) se fue al cielo. Desde ese momento sabemos que tenemos un ANGELITO muy especial que nos cuida. Sin embargo los accidentes existen y los domésticos generalmente son los más graves; por eso cuando una amiga que lamentablemente tuvo que pasar algo terrible me contó del método ISR, no dudé en anotar a Guadis. La sorpresa me la llevé al enterarme que la persona encargada de enseñarle a Guadis las técnicas de autorescate se llama igual que nuestro ANGELITO; Nati. Yo ya no creo en las casualidades. Todo es por algo. Eso es solo el principio, porque a medida que Guadis fue avanzando en las clases me di cuenta que Nati tiene un don especial para tratar con los niños y lo que logra en tan pocos días es asombroso. Guadalupe está muy contenta con lo que sabe hacer y disfruta de la pile muchísimo y yo también con ella. Gracias Cris por recomendarme el método. Gracias Nati por hacerlo realidad. Nos vemos seguro el año que viene… Y como dice Guadis: "estrellita, estrellita…" Rafael Hernán Coria, papá de Guadalupe.

PUERTO RICO

"Eso no me pasaría a mi", "Yo siempre estoy pendiente", "Lo hago después, estoy muy ocupada ahora" Si alguna vez dijeron esto y sus hijos no han adquirido la destreza ofrecida por ISR... mejor piénsalo otra vez. La realidad es que sí pasa!! En un abrir y cerrar de ojos, tu vida puede cambiar drásticamente. En el  2008, empezamos a hacer unas remodelaciones a la casa las cuales incluían una piscina. A la piscina se le colocó la verja  protectora y a la puerta de acceso al área de la piscina se le puso alarma, iman y un key pad para abrir con código. Pensarán que demasiado, pero no fue suficiente. Por innumerables excusas, pospuse la clase de ISR una y otra vez descansando en la falsa seguridad que obtenía de los equipo instalados, los cuales hoy confirmo que son solo complementos. El 18 de enero de 2010 a las 11:13 am, mi peor pesadilla se tornó realidad. Ese día era feriado, así que mientras papá trabajaba, Adrian, Paula y yo nos quedamos en casa tranquilos. Decidí salir al patio para que jugaran con unos bloques. Mientras me volteé a buscar una caja para los bloques, pasó lo que pensaba que era imposible. Mis niños pudieron descifrar como abrir la verja y Paulita mi hija menor, cayó al agua. Esto pasó en solo segundos. Mi héroe, Adrian me alertó de lo que ocurría. Lo que vi no se lo deseo a NADIE. Mi ángel se había caído a la piscina. No se escuchó ningún grito, gemido, disturbio de agua...NADA. Sólo por el poder y misericordia de El Señor, Paula Isabel aún está hoy con su familia. En ese momento me di cuenta que no hay nada más importante que apoderar a tus hijos y proveerle las herramientas para que ellos puedan proteger su propia vida. Días después llamé nuevamente a Wandy y matriculé a mis dos niños. Es sumamente gratificante el poder contrastar ambas imágenes. Una cuando tu hijo esta flotando indefenso boca abajo con solo la esperanza alguna que alguien lo vea a tiempo VS ver a tu hijo en control completo de su entorno flotando y nadando hasta poder llegar a un borde seguro. Wandy es tremenda instructora y hace de esta una experiencia completamente gratificante para los niños y reconfortante para los papás. POR FAVOR, no lo dejen para después. Se puede hacer muy tarde. Porque cosas así, SI pasan. Jennfier S.

PANAMÁ

Muchas de las personas que han visto el video en Youtube o en otros blogs se preguntan sobre el bebé de 11 meses que junto a su perro y su papá aparece en el video. El bebé había recibido 3 semanas de clases previas a la simulación de su auto-rescate totalmente vestido. En el mismo, se simuló uno de los escenarios más comunes de ahogamiento infantil con resultado trágico para muchas familias, pero con un bebé con las habilidades aprendidas en ISR. Durante la filmación, su padre y madre estuvieron presentes junto con su Instructora ISR y varios adultos más. El video se realizó para ser presentado en diferentes Seminarios de Pediatría por el Dr. Barnett para educar respecto de esta evitable tragedia a diferentes especialistas médicos. La pregunta recurrente de los distintos médicos era: Cuanto puede flotar un bebe en el agua? Respondemos a esta pregunta con el video. En su versión no editada, el bebé flota por 5 minutos hasta que su padre lo alza. Estos 5 minutos son de significativa importancia ya que las probabilidades de supervivencia o total recuperación de un niño que haya estado sin oxigeno por 5 minutos es muy remota. Hoy, ya con 4 años de edad, este pequeño es un excelente nadador. Nada casi todos los días en la pileta de su casa o de su club, pero lo que realmente le gusta es nadar en el océano. Decir que ama el agua es poco. Es un consumado snorkeler y puede sumergirse 4 metros sin peligro para ver los peces que está aprendiendo a identificar. Su evidente confort en el agua es el resultado de sus tempranas clases de ISR; él nunca recordará un momento en el que no haya sabido nadar. Muestra gran respeto por el agua y sus habilidades y siempre le pide permiso a un adulto para ir a nadar.

 
   

r.gatica@infantswim.com

09-77570060

facebook twitter